EL VALOR DE LA SOLIDARIDAD EN NAVIDAD

Escrito por: Reyna Mejía. Psicóloga

Ya se siente la brisa fresca y un ambiente festivo, pero esto no es el verdadero sentido de la navidad, la navidad es más que luces, música y compras, pues ella representa el mayor acontecimiento de la cristiana el nacimiento de Jesús.   En estas fiestas decembrinas el verdadero sentido está en el valor de la solidaridad.

Es importarte detenernos a pensar ¿Qué es la solidaridad? Esta es definida como es un valor por excelencia que se caracteriza por la colaboración que existe entre los individuos, lo que sin duda permite lograr la superación de los más terribles desastres, como guerras, pestes, enfermedades y tiempos de pandemia. Esto aplicarlo también con nuestros familiares, amigos y/o conocidos que se encuentren en situaciones difíciles y con la ayuda recibida permita salir adelante y mejorar en cierto modo la situación.

De acuerdo con la definición en este tiempo vemos como se vive un ambiente de armonía y amor solidario, más que comprar pensar en aquellos que no tienen nada, desprendernos de lo mucho o poco que tengamos, que nuestras habilidades sociales se activan de forma especial la empatía, pues somo capaces de ver las necesidades de los demás e ir en su ayuda, la solidaridad y la empatía andan de la mano, haciendo gestos que alegran el corazón, a aquellas personas que tienen tan poco, viven en soledad, están enfermas o han perdido un ser querido, este es uno de esos momentos de abrir el corazón y sentir que estamos haciendo las cosas bien.

Es importante entender que este valor se fomenta desde la infancia ya que puede ser vista como la base de otros valores humanos que logra desarrollar valiosas relaciones de amistad, familiares y/o sociales basadas en la ayuda, apoyo, respeto y tolerancia.

COMO PODEMOS FOMENTAR EL VALOR DE LA SOLIDARIDAD

1. Da el ejemplo La mejor manera de lograr que tu hijo interiorice este (y cualquier otro) valor es dando el ejemplo. Si tú eres solidario, ellos también querrán serlo.

2. Fomenta la empatía es el primer escalón necesario para ser solidario: si tu hijo no entiende qué le sucede a otro niño, si no puede ponerse en su lugar, difícilmente florezcan en él las ganas de ayudarle a satisfacer su necesidad.

3. Participa junto a tus hijos de acciones solidarias las donaciones de alimentos o la entrega de juguetes pueden ser buenas actividades para enseñarles a tus pequeños a ser solidarios.

Son cosas sencillas que pueden ayudar a que este mundo sea mejor con personas más humanas que trabajen por el bien común. Para  más información o cualquier inquietud de este y otros temas puedes escribirme a reynamejia06@gmial.com 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s