LA SALUD MENTAL DE LAS PERSONAS ENVEJECIENTES O ADULTOS MAYORES.

Escrito por: Reyna Mejía. Psicóloga.

Hoy tengo nuevamente la oportunidad de estar con ustedes, ahora con el tema salud mental de  nuestros  queridos abuelos. En el mes de octubre,  el día primero  se inicia con  el día de nuestro adulto mayor, día de nuestros abuelos, de las personas de la tercera edad es importante saber que con los cambios establecidos por la pandemia del COVID-19 a nuestros envejecientes se les ha puesto el mundo de cabeza.

A los adultos mayores les ha cambiado la vida, pues su rutina ha variado, deben evitar las tan esperadas visitas de  sus nietos, hijos y  familiares cercanos, pues  deben cuidarse de ser contagiados con el  COVID-19, evitar salidas a las citas médicas, o su acostumbrada caminatas que los mantenían activos.

 En este sentido su salud mental se ve afectada, no solo de las personas envejecientes de todos nosotros niños adultos mujeres hombres, En esta ocasión en esta ocasión haremos hincapié en cómo podemos preservar la salud mental de nuestros adultos mayores en casa. Debemos recordar en esta etapa la memoria puede tener alguna baja, en especial la memoria a corto plazo, aunque ellos puedan recordar cosas de su niñez, también son afectados con enfermedades cómo hipertensión, diabetis y otras más que son degenerativas, seamos pacientes vamos a reducir el estrés para mejorar su estado emocional

La ansiedad, la depresión, el miedo o la soledad son sentimientos que el confinamiento, pueden experimentar estas sensaciones con mayor intensidad.  Podemos tomar en cuenta estas mediadas

  • Debemos hacerle saber que el distanciamiento con sus seres queridos no significa que lo hemos olvido más les estamos cuidando.
  • Mantener el contacto mediante llamadas telefónicas y las videollamadas, para acortar distancias,
  • Los balcones y galerías son un lugar estupendo para entablar una conversación con esas personas mayores que viven solas o pasan los días solas, apoyarles en lo que necesite.
  • Fijar un horario para cada actividad dentro del resto de tareas diarias.
  • Llevar a cabo ejercicios activos y pasivos con la ayuda de un familiar o cuidador.
  • Utilizar el espacio de la casa para realizar los paseos que no se pueden hacer fuera.
  • Mover las piernas y los pies incluso estando sentados
  • Usar las escaleras dentro de la casa, para subir y bajar con cuidado.
  • Hacer estiramientos de pie de forma circular
  • Una buena rutina de ejercicios de aeróbicos mejorará su resistencia
  • Bailar para un envejecimiento más activo
  • Los ejercicios de flexibilidad pueden ayudar a que el cuerpo se sienta más relajado
  • Levantarse y sentarse en una silla sin usar las manos
  • Pararse de puntilla varias veces mientras se apoya contra una silla
  • Con estas sencillas recomendaciones podemos hacer la vida de nuestros abuelos una experiencia de confinamiento agradable.

Para  más información o cualquier inquietud de este y otros temas puedes escribirme a reynamejia06@gmial.com 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s