LA EDUCACIÓN DOMINICANA Y SU NUEVA ESTRUCTURA FRENTE AL COVID-19

Escrito por: José Pepe Pérez. Lic. En lenguas modernas

Muchas cosas han cambiado desde el inicio de la pandemia el pasado mes de marzo en el territorio dominicano; los negocios, la salud, el hacer una consulta o cita con un doctor, ir al banco, transporte, servicio de comidas e ir al supermercado, el sector educación y como se implementan las clases durante y después del Coronavirus, entre muchas otras actividades más.

Es preciso mencionar que la tecnología ha sido el punto clave y esencial de la nueva modalidad de vida y como trabajar, por lo que muchos han tenido que adaptarse a ella de forma forzosa. Es una transición a la que se han tenido que adaptar muchas personas, desde la implementación de trabajos directamente desde casa a implementar la enseñanza mediante herramientas tecnológicas y digitales.

Muchas empresas pasaron de trabajar en las instalaciones, a permitir que sus empleados desarrollen los mismos trabajos desde la comodidad de sus hogares; dicha medida ha sido conveniente para algunos mientras que, ha sido un real calvario para otros debido a las dificultades de internet, un sistema eléctrico responsable u otros factores que podrían influir como lo es la contaminación de ruido o un espacio adecuado en la casa. Algunos empleados han tenido que ser suspendidos por varias razones, ya sea, la empresa donde laboraba no pudo adaptarse a la modalidad de teletrabajo (trabajo virtual) o porque el empleado haya carecido de las habilidades de adaptación

Días después de celebrase los comicios municipales en el país; entramos a un estado de emergencias y por lo tanto un periodo de cuarentena y confinamiento para tratar de contener la propagación del Covid19. A dicho confinamiento forzoso tuvimos que ajustarnos y este llevó a suspensión de varias actividades y entre ellas las de educación que hasta el pasado 12 de marzo se impartían de forma presencial en todo el país. Por medidas de seguridad y preparación de las elecciones, se vieron suspendidas las clases  sin saber que este sería el  último día de clases y que el mismo proceso educativo  tomaría otro rumbo en todo el país.

A las personas les tomo un tiempo para adaptarse y lo fue haciendo poco a poco. Al estar confinados y privados de su libertad pasadas ciertas horas del día, algunos optaron por respetar las medidas tomadas por las autoridades responsables de la salud dominicana, mientras que otras personas se negaban rotundamente a seguir las pautas. Debido a los procesos de campañas políticas se violaron múltiples veces las medidas de distanciamiento social y aglomeraciones de personas, tanto por la población como por las autoridades responsables del buen funcionamiento de las medidas sugeridas.

En medio de todo este tiempo de confinamiento y un año escolar en pleno desarrollo, fue un dolor de cabeza para padres, tutores, estudiantes y maestros debido a la poca preparación de algunos para seguir con las clases en modalidad virtual, y también porque no teníamos un sistema que soportara tal. Grito al cielo alzaban algunos padres al tener sus hijos todo el día en casa y tener que participar en su proceso enseñanza-aprendizaje. Hay varias razones tras ese comportamiento de los padres y se podrían mencionar, la poca preparación de algunos padres, las muchas responsabilidades en las casas, la cantidad de trabajo que recibían a diario los niños, las dificultades de realizar los trabajos debido a la falta de explicaciones o comprensión de las mismas, la falta de herramientas, y muchas otras que pudieran haber influido.

Los padres, tutores y alumnos no fueron los únicos con dificultades, también los maestros por la falta de herramientas, plataformas o el conocimiento necesario de las herramientas electrónicas para trabajar. Todos recordaran que se ha estado implementando el programa llamado “República Digital”, pero el mismo mantiene sus limitaciones y dificultades en todo el país. Este programa ha hecho la entrega de miles de computadoras a profesores y estudiantes, sin haber podido equipar todas las escuelas del país o capacitar a todos los beneficiados en relación a la Tecnología de la Información y Comunicación (TICs). La salida y opciones de muchos maestros fue usar las plataformas de WhatsApp, Zoom, Meets, Classroom y otras que pudieran aparecer para mantenerse en comunicación y asignación de tareas a la población estudiantil.

Esto no se acaba aun, muchos (padres y maestros) están preocupados por acciones posteriores como el inicio de las clases 2020-2021. Todo esto llegó a convertirse en incertidumbres luego de varios anuncios de las autoridades salientes y entrantes al Ministerio de Educación de la Republica Dominicana (MINERD) en medio de una crisis sanitaria y cuando el numero de contagios esta en aumento “las razones de dicho aumento de contagios son obvias”. El sector educación ha dado a conocer que el inicio de clases seria semipresencial, a lo que muchos sectores han mostrado su rechazo al mismo y han hecho propuestas como, postergación o un año sabático para la educación dominicana. Los padres y tutores fueron los primeros en oponerse a dichas medidas de las autoridades educativas, pero también son de los mismos que tienen a los niños en las calles y sin seguir ningún protocolo de higiene con los mismos.

Causa descontentos que la República Dominicana no cuente con plataformas de educación digital para las escuelas y liceos del país en esta era digital, donde los niños nacen en una era digital y deben ser educados de la misma forma. Lo que antes se prohibía en algunas escuelas fue la salvación de algunos durante la pandemia, como lo fue el uso de los teléfonos celulares, tabletas, computadoras, entre otros. Ya es tiempo de que todos nos actualicemos y completemos la transición de la forma antigua de hacer las cosas a la nueva forma de hacerlo mediante el uso de las nuevas tecnologías. El miedo a usar la tecnología para enseñar debe desaparecer y cada profesional de la educación prepararse para tal.

El tema de las TICs en las escuelas fue un gran tema y se debatió en varios sistemas educativos de todo el mundo, pero el Covid19 nos ha enseñado que debe ser la nueva forma de trabajar y hacer las cosas.La inclusión de la tecnología en las instituciones educativas ha sido un tema bien complejo según, puesto que las escuelas han asumido posiciones conservadoras en cuanto a la adopción e incorporación de la tecnología en el proceso de enseñanza-aprendizaje, Ferreiro (2011)”.

Para   más  información  o cualquier inquietud de este y otros temas  puedes escribirme  a  pepejose343@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s